martes, 28 de agosto de 2007

Una sinfonía para el caos...




“…la fotografía es una reflexión que se concreta en la acción y lleva a la meditación. La espontaneidad interviene durante la acción, en la toma de la imagen. Antes se ha producido la reflexión en torno a la intención; después vendrá la meditación sobre la finalidad”
(Abbas)


Cuando uno piensa un poco -sin afán de teorizar- en lo caótico que se nos presenta ante nuestros sentidos aquella ilusión que solemos llamar realidad, podemos entender algo de ese concepto que algunas escuelas de psicología definieron como "el proceso activo de la percepción visual".

Si lo llevamos al plano de la composición fotográfica, el sólo acto de encuadrar de acuerdo a algún tipo de criterio, es imponer dentro de un espacio acotado -por lo general con forma de rectángulo- una suerte de orden, un discurso incompleto y lleno de muchos significados posibles pero que de todas formas extrae del "caos" una parte que en la mayoría de los casos resulta al menos descriptiva.

Siempre suelo componer cuidadosamente mis fotografías, a veces con más acierto, otras no tanto. Pero esta foto es distinta. Caminaba por Ovalle buscando un bus que me llevara a un pueblito muy pequeño y antiguo llamado Barraza, y en el trayecto fui disparando aleatoriamente mi cámara, apenas pensando en lo que posiblemente podía capturar o más bien "pescar". Y luego de una breve cadena de tomas, casi al final de mi trayecto aparecieron estas dos chicas con paso ligero, tan ligero que no me di cuenta, hasta que descargué mis fotos, de que las había retratado.

Me gusta por lo casual, por su horizonte torcido, por el paso firme y acelerado de las pequeñas y porque esta vez no fue mi ojo sino el azar el director de esta sinfonía que pudo ordenar en parte, este caos esquivo que conocemos como realidad.


(sinfonía en griego actualmente significa "acuerdo")


foto: "Ovalle - Niñas caminando"
©nigromancia 2007

1 comentario:

Liliana H.A. dijo...

esta bella foto me evoca el pasado y me trae al presente. En primer lugar me recuerda los años en que yo tenìa esa edad y me vestían muy parecido a la primera niña que va corriendo,el lugar es parecido a Vicuña, y , como son dos, tambien me recuerda que en aquella época mi hermana y yo eramos inseparables, nos peleabamos, pero seguiamos juntas, ahora no.
por otra parte, pienso en mi hija, que está muy próxima a ser como yo en ese tiempo, y como es natural, se parece a mí......es casi como esas figuras ambiguas en que se pueden apreciar dos figuras con un mismo diseño o dibujo, pero que se puede ver sólo una a la vez.